Aprender a parar en la vida


Vivimos…. muy rápido. Vivimos acelerados, nuestra vida por lo general tiene un ritmo alto. Un ritmo que en la mayoría de las ocasiones no elegimos. Ese es el problema que no elegimos y cuando nos queremos dar cuenta la vida nos lleva a nosotros y no nosotros a la vida. Perdemos nuestro locus de control y dejamos que la vida nos sorprenda o no, cedemos la responsabilidad a un tercero y dejamos que otros marquen nuestro ritmo.

Por eso es bueno parar en la vida, para reflexionar, observarse y decidir por si mismos hacia donde queremos caminar y que ritmo de pasos queremos llevar. Parar y elegir, pero la elección ha de ser por nosotros mismos porque al fin y al cabo esos es lo que nos hace libres.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

fap turbo reviews