Independencia, libertad y pareja

Otoño¿Se puede caminar por la vida solo y a la vez estar en pareja? Es una de las preguntas que hoy en día tengo el honor de escuchar y digo el honor porque cuestionarse este asunto, como tantos otros, supone un aprendizaje.  En la vida disfrutar del silencio que en determinados momentos otorga el retiro es realmente gratificante, la soledad aporta beneficios sobre todo cuando no sabemos conectar con nuestro silencio viviendo en compañía de otros.

 En nuestra existencia hay momentos en los que te encuentras más conectado contigo mismo, y es en ese estado cuando surgen ocasiones en las que nuestros sentidos brillan más en compañía de otras personas. Tiempos vitales en los que nuestras sensaciones revelan de modo mas claro los instantes mágicos que nos ofrece la vida.

Caminar en solitario por la vida tiene su aliciente pero hacerlo en pareja también tiene sus bondades y lo mejor de todo es, que ambas opciones se pueden combinar.  Avanzar por la vida de manera independiente forja relaciones en pareja realmente intensas ¿sabéis porque? porque desde la independencia y desde la libertad solo existe una cosa que  une a las personas y eso se llama AMOR.

  Sentir la libertad, saber que no dependes de nadie y que nadie depende de ti,  sentir que solo necesitas amarte a ti mismo. Saber que el amor que necesitamos buscar es el que reside en nuestro interior, es un senda rápida que nos dirige  a la cima de la felicidad.

 Cometemos el error de buscar el amor que necesitamos en otras personas y al final nos acabamos creyendo que nuestra felicidad depende de otras personas. Piensas que tu amor y tu felicidad dependen de cómo se comporten otros individuos y esto te pone en una situación de inseguridad y miedo. En esta situación no te permites generar todo el  amor que llevas dentro. Solo buscando el amor en nuestro interior puedes amar en su más alto grado y disfrutar al máximo en compañía de otros  seres humanos.

 Ser independiente en la toma de decisiones que afectan a tu vida, te otorga la responsabilidad que durante años no has tenido, esa responsabilidad ante tu vida y tu bienestar  que te hace libre sin depender, sin tener que contar con la aprobación y el beneplácito de otras personas. Tu independencia, sentir que eres dueño de ti, te acerca enormemente hacia la paz en el estado de ánimo, la  serenidad, la alegría y el gozo. Paradójicamente desde tu independencia, en ese estado de amor puro hacia ti mismo, buscaras compartir más y más, comunicarte con otras personas y disfrutar cada instante de los momentos maravillosos que te ofrece la vida.

 Si se puede ser libre e independiente y tener un proyecto en común con otro ser que tenga tus mismas inquietudes. Una relación perfecta para algunas personas que desde su libertad para elegir en todo momento unen sus caminos. Dos personas que caminan en una misma dirección, sin depender la una de la otra, sin necesitar nada la una de la otra. No necesitas, no estas obligado a curar las heridas emocionales de tu compañera o compañero de viaje. No necesitas que tu acompañante  de camino asuma, o  tenga que entender tu basura emocional. Somos seres libres, independientes, pero desde el amor hacia si mismo, elijes, estar al lado de tu pareja para recordarle en todo momento que estás ahí para amarle. Estáis el uno con el otro saboreando vuestro viaje, no precisáis nada más que vuestro corazón para albergar, el amor hacia vosotros mismos, el amor hacia todo lo que os rodea y la felicidad de saber que estáis vivos. Desde vuestra independencia sentís que la  vida es  para disfrutarla, para crecer con la experiencia y para aprovechar cada segundo de vuestro aliento.

 ¿Egoísmo?

No es egoísmo, desde tu independencia elijes entregarte y compartir tu amor con otras personas, estas pleno, conectado con tu interior, no tienes miedo y eso te lleva a querer compartir tu felicidad con tus semejantes. No puedes compartir algo que no tienes, se independiente, quiérete mucho y automáticamente generaras muchísimo amor. Ese amor te hará fuerte y poderoso. Transformará  tus miedos y tus sufrimientos en felicidad. En ese estado amarás, sin condiciones.

 La vida no es más que un sueño, y si creas tu vida con amor, tu sueño se convierte en una obra de arte.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

fap turbo reviews