Vida. Todo y nada

Le ponemos voz a un genial poema de José Hierro, escritor y poeta del siglo XX, desarrolló una poesía existencial y desarraigada. El poema «Vida» que no, «todo y nada» como suele ser conocido, está dedicado a su nieta, justo antes de que esta naciera.

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.

Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!».
Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!».
Ahora sé que la nada lo era todo,
y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada).

Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

fap turbo reviews